sábado, 12 de septiembre de 2015

Clase y poder de Pepe Moral en Cortegana. Abran paso...

Por Conchita Rodriguez Ortiz
Plaza de toros de Cortegana. Tres cuartos de entrada
Morenito de Aranda. Azul Marino y oro. Oreja y oreja.
Pepe Moral.  Turquesa y oro.  Dos orejas y oreja
Tomás Angulo. Silencio y ovación.

Morenito  de Aranda recibe a su primer  toro a la verónica  gustándose el burgalés. Comenzó  la faena por el pitón  diestro que fue donde más  le ayudó. La primeras series tuvieron más emoción  aunque también  hubo buenos pasajes al natural.  Estuvo Morenito dispuesto en todo momento y mató  de estocada certera y cortó  una oreja en una faena limpia y aseada. Toro de Pereda,  palmas en el arrastre.
En el cuarto  de la tarde Morenito basó  de nuevo su toreo de capa a la verónica rematando con una media. Tras brindar su faena al maestro  Manolo Cortés,  apoderado  de Pepe Moral inició su faena de muleta de prueba, donde sacó  el torero su torería en adornos por bajo  y trincherillas. El toro tuvo buen aire pero fue de más  a menos cambiando.  Tras alguna series pudo gustarse en una buena  serie por el pitón  derecho donde el que pastaba en Cumbres Mayores, humilló  mucho.  Después  la faena se fue apagando,  viniendo varios semicirculares y tras un arrimón final mató  de estocada  hasta la bola.  Corta oreja con petición que tiró  a modo de desprecio.
Pepe Moral por verónicas  recibe a su primer oponente también  de Pereda a la verónica.  El inicio de faena  fue muy artístico por su clase y elegancia por el pitón  diestro, pero de pronto y tras varias  series,  lo fue metiendo en la muleta al burel  por donde él  quería.  Le dió  una serie al natural que cambió  el  ritmo de la tarde.  En principio  no pareció  ser bueno pero el palaciego  lo enseñó  a embestir por ahí  y de qué manera. Aguantó  los parones  del toro y tras meter un estoconazo, cortó  la dos orejas con mucha fuerza.
El palaciego recibió al quinto con sentidas verónicas  que remató con dos medias de bella estampa.  Así como el tercero pareció  menos toro, éste lo fue en toda regla. El quite por chicuelinas acabó de poner  de acuerdo  a todos viendo a un gran torero de clase en el sevillano. Comenzó  probando al quinto,  un toro de Domínguez  Camacho con el que demostró gran estilo y poderío dándole extraordinarios muletazos por bajo y po el pitón derecho. Si buena fue esa primera serie, mejor pudo ser la segunda por el lado derecho.  La música arrancó para acompañar  esa faena poderosa donde el torero  estuvo por encima. Al cambiarse de pitón  y verse podido, el de los rizos se fue a tablas y de allí  lo sacó una y otra vez hasta que terminó con él de pinchazo y estocada en todo lo alto.  Recibió una oreja aunque le pidieron las dos.  El presidente fue un hueso pues estaba toda la plaza de acuerdo pero no claudicó.
Tomás  Angulo lidió  al tercero de la tarde  de la ganadería  de Domínguez  Camacho que pareció  tener mejor son en los inicios.  Después de torear de forma más asentada por el año derecho  el toro comenzó  a embestir con la cara a media altura. El torero extremeño lo intentó  por ambos pitones aguantando  parones y sacando todo lo mejor que pudo.  Se le atravesó  la espada y tras varios pinchazos tuvo que descabellar.  A destacar su esfuerzo  pues acaba de doctorarse en la feria de Almendralejo. Recibió  una cariñosa ovación  a su esfuerzo.
En el sexto Tomás Angulo quiso, pero se vió que aún  le falta para llegar a más. Tiene poco rodaje aún pero dejó  mejor sabor de boca con un par de series diestras más limpias que el resto. De todas formas, el último  fue más malaje.  Quizás las ansias de triunfo por acompañar a sus compañeros de cartel le hicieron estar un poco más  atropellado. Pinchó de nuevo y perdió el trofeo. 

Haciendo hilo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...